Cámaras para coches

Cámaras para el casco

Filtrar por
Grabación por detección de movimiento
Grabación con audio
Visión nocturna
Toma de fotografías
Impresión de fecha y hora de grabación
Marca
Mostrando 1 - 7 de 7 items

Cámaras para cascos

Nos encanta salir en moto o en bicicleta. Y, seamos sinceros, vacilar a nuestros amigos y familiares sobre la ruta que hemos hecho quizá nos guste aún más. Con las cámaras de vídeo para cascos podemos registrar todo nuestro itinerario; paisajes, curvas, montañas, todo.

Luego, podremos exhibir las imágenes con orgullo en el bar, en reuniones o compartirlas en nuestras redes sociales.

No sólo sirven para el ocio, sino también para guardar constancia de lo sucedido si tenemos la mala suerte de protagonizar o ser testigos de un accidente.

¿Qué son las cámaras para cascos?

Son cámaras de vídeo de estilo deportivo, de pequeño tamaño, diseñadas para ser acopladas al casco de una moto o bicicleta.

Son robustas, pensadas para grabar a la intemperie. Incluso algunas son sumergibles en el agua, algo importante para días de lluvia o para cuando atravesamos zonas de mucho barro o agua.

¿Qué ventajas ofrecen?

Estos dispositivos nos permiten grabar en movimiento y en alta definición. Cuentan con una interfaz de uso sencillo y muy intuitivo, frecuentemente con dos o tres botones para todo el comando.

La mayoría suele tener una pantalla para que podamos ir viendo nuestras selecciones.

Muchas de ellas, además, ofrecen la posibilidad de tomar fotografías. Son muy prácticas y versátiles.

¿Son fáciles de colocar?

Sí. La instalación resulta muy sencilla. Las cámaras vienen con todos los accesorios necesarios. Y también con una guía muy simple. Lo primero que debemos hacer es seleccionar en qué parte del casco la queremos instalar.

Si bien la mayoría elige ponerla en la parte de arriba, no pocos prefieren los laterales e incluso el mentón. Una vez elegido el lugar, pegamos la base del soporte en el casco. Debemos tener en cuenta que no podemos probar y sacarla fácilmente si no nos convence el sitio, dado que el adhesivo del soporte es muy potente.

Una vez instalada la base del soporte, colocamos la caja –con la cámara dentro- y unimos y cerramos ambas piezas con el tornillo especial.

Consejo: procura que la cámara enfoque lo más al frente posible, ya que las imágenes que enfocan la rueda delantera llegan a cansar.

O sea, si no puedo despegarla, ¿debo ir siempre con la cámara puesta?

No te asustes. No debes ir con la cámara de vídeo siempre que salgas. Gracias al armado por partes, si un día no quieres salir con el dispositivo, desatornillas y quitas la caja con la cámara y solo queda la base, que es muy pequeña y no molesta. 

Leer más »
Mostrando 1 - 7 de 7 items
Espere un momento...